¿Habrá Sorpresas En El Once Español?

Un partido de fútbol entre amigos o colegas lo podemos armar en cualquier lugar, en el patío de la escuela, en el salón de tu abuela, o en un descampado. Podemos jugar al fútbol sin arcos, sin campo, sin árbitros, o sin 22 jugadores. El entrenador propondrá el tipo de golpeo y después de explicarlo, los jugadores se Irán pasando la pelota según el golpeo propuesto. Adidas marcó el tipo de modelos de los esféricos de la actualidad y hace su presentación el color blanco y negro en sus 32 gajos poligonales (aunque las letras eran doradas.). Aunque está a la altura de sus homólogos de la Serie A, el Milan tiene que volver a 2007 para encontrar a su último ganador del Balón de Oro en Kaká, camisetas futbol baratas que levantó el premio tres años después de que su compañero de equipo y compañero de ataque Andriy Shevchenko (2004) hiciera lo mismo. Luka Modric (2018) es el ganador más reciente de Los Blancos, aunque ningún jugador ha reclamado más Balones de Oro para los gigantes españoles que Cristiano Ronaldo (2013, 2014, 2016, 2017). Ronaldo ha ganado el premio cinco veces en total, aunque el primero de sus trofeos llegó en 2008 durante su primera etapa en el Manchester United.

Mientras que los clubes de la Premier League han gastado 935 millones de euros, los españoles se sitúan como los que menos han desembolsado de las cinco grandes ligas europeas, con 127 millones. En los banquillos, Ancelotti y Míchel regresan a Real Madrid y Getafe respectivamente para intentar devolverlos a la gloria, mientras que Robert Moreno iniciará su primera experiencia como entrenador en la Liga española, tras dirigir a la Selección en 2019. En total, son apenas 23 caras nuevas las que llegan en un mercado en el que la austeridad, los jugadores libres y las operaciones entre clubes españoles han sido la tónica dominante. Después de ganar el Europeo sub21 de 2019, la selección de Luis De la Fuente viene apretando fuerte y solo un desliz ante Portugal le apartó de la reválida del campeonato en 2021. Había muchas esperanzas puestas en un grupo al que le faltaban incluso jugadores por estar preparándose para la Eurocopa, además de sufrir alguna baja en forma de lesión como la de Ansu Fati, con todo lo que prometía el jugador del Barça. El mejor Luis Enrique posible para las aspiraciones de la Selección es esa versión desafiante y de confianza ciega en su trabajo, “haced de entrenadores, que es más difícil que ser periodista, ojo, no digo que lo vuestro sea fácil”.

Saltando aún más atrás en los anales, el Real Madrid tiene que agradecer a Fabio Cannavaro (2008), Ronaldo Nazario (2002), Luis Figo (2000), Alfredo Di Stefano (1957, 1959) y Raymond Kopa (1958) por completar su impresionante colección. Y en vez de 12 paneles contaba con 18. En el Mundial de Suecia de 1958 donde fue campeón por primera vez Brasil, el Top Star que, a diferencia del esférico del anterior Mundial, contaba con 24 paneles y fue la primera vez que la FIFA realizó una competencia para seleccionar al balón del Mundial. Se eliminó en primera ronda al Boldlubben danés, y en octavos al potente Glasgow Rangers logrando ganar en Escocia por 1-3 tras haber empatado 1-1 en Valencia. ↑ «España Primera (2006/2007)». Sportpress. ↑ «Bonhof y Solsona, dos fichajes de calidad». De la misma forma, con las pantallas de tipo Tecnología virtual de pixeles (dos LEDs rojos, uno azul y un verde), donde se encuentran cuatro LEDs para formar un píxel. El balón usado en esta gesta fue el Super Ball Duplo T. Este modelo revoluciona la tecnología en los balones porque carecía de cosido exterior (tipo lazo) y con este avance los jugadores pudieron rematar de cabeza sin ser víctimas de grandes lesiones por culpa del esférico.

El primero, el modelo argentino, una pelota de cuero con doce gajos rectangulares (cosidos) y en su interior para mantener la forma tenía una vejiga. En el Mundial siguiente de Alemania Occidental 1974, donde fue campeón Alemania Federal, Adidas sigue con el modelo Telstar Durlast, y solo le cambia las letras para hacer un balón totalmente blanco y negro. Tambien tuvimos un balon molten de cuero, que cuando se despintaba, le poniamos betun blanco y negro. En el Mundial de Inglaterra de 1968 donde fue campeón el país anfitrión, el Slazenger Challenge tuvo 25 gajos y se jugaron partidos con el balón en color naranja, marrón y blanco. Los balones de tiento tienen ese color amorronado característico y su inconveniente principal era el peso. El mejor Tango probablemente se baile en San Juan y Boedo (típica esquina tanguera de Buenos Aires), pero desde el Mundial de Argentina 1978 (Campeón Argentina), hasta Francia 1998 (Campeón Francia), los jugadores bailaron bajo la era del Tango. El problema era que, para inflar el balón había que descoserlo desde su típico lazo; (el balón se utilizó en el primer tiempo de la final).